Ir al contenido principal

Que sí, que la fama sí puede ddosearte

A ver, imagínate que tienes una franquicia que vale oro. Tienes millones de jugadores que esperan por tu título, con ansia de adicto. Vamos, que su dinero ya está más en tu bolsillo que en el de ellos. Pero todos esos millones no te hacen feliz, estás preocupado por algunos miles de usuarios que se robarán tu juego, esos malditos. Como el cuento de las 99 monedas. Así que ideas un diabólico plan: para jugar tendrán que estar conectados a tu servidor, todo eso adornado con algunas features que suenan muy bien para que la gente no sospeche la verdadera causa. Sí amigo, te pongo un grillete en el pescuezo, pero fíjate que es de oro y si tiras de él suenan campanitas. Muy contento, pones a trabajar a tus esclavos y al fin llega la hora: le ordenas a Igor que tire de la palanca y... todo se viene abajo.
Al parecer Blizzard no calculó bien las consecuencias de obligar a todos los jugadores a conectarse para poder jugar, incluso para jugar el modo single player, y está enfrentando una ola de críticas, qué digo, ola, un verdadero tsunami. Las personas honestas que pagaron por el juego no han podido disfrutarlo, y no dudo que las menos honestas, o que no tienen bolsillos tan bien surtidos como para soltar 50 pavos, logren disfrutarlo con menos restricciones gracias a esos señores de pata de palo y ojo tapado. O eran adolescentes pálidos con acné y varios gigabytes de porno en el disco duro? En fin, un auto-DDOS en toda regla.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Un poco de nostalgia: juegos retro

El Laberinto del Saber es un juego desarrollaod en Cuba a finales de los 80 o algo así, para MS-DOS. Aquí pueden verlo en acción:

Desde hace un buen tiempo que quiero hacer un remake moderno orientado principalmente a plataformas móviles, al principio lo intenté con SDL 2, pero luego decidí usar un motor decente. Entre Godot y Unity3d me decanté por el último, para no invertir tiempo en aprender una herramienta que no me serviría para hacer más juegos.
Sin embargo, el proyecto ya acumula unos seis meses de atraso por diversas razones, y ni siquiera tengo una imagen para mostrar. Así queni hablar de fecha de lanzamiento.

Unity 5.4 está aquí

Y no trae la herramienta de edición de cinemáticas, como esperaba. Al menos, no se hace referencia a ella en las notas de lanzamiento.
Justamente acabo de lograr descargar la 5.3.5, la cual ha sido bastante decepcionante. El MonoDevelop que incluye ha dejado de sugerir el autocompletado para los miembros de algunas clases (me queda por definir cuándo lo hace y cuándo no) y además el precalculado de la iluminación global me suelta una docena de advertencias, aparte de que me ha obligado a recalcular las luces dos veces. Y eso toma bastante tiempo.
Aún no sé si podré echarle el guante a la 5.4, y tampoco es que tenga mucho interés. Aunque supongo que peor no va a ponerse, y quizás hasta se arreglen las cosas.
Por suerte, no estoy programando mucho. Las últimas páginas de la cuarta novela me tienen  bastante ocupado, y también le estoy echando un vistazo a la historia del juego. Sin embargo, eso no será para siempre, en algún momento de esta semana tengo que seguir puliendo el sistema …

Leyendo a Sapkowsky

Este es uno de mis escritores favoritos y es lamentable que haya tan poco de él en español. Aunque hay que reconocer que Andrzej Sapkowsky no ha sido tan prolífico.
A Sapkowsky le basta con su saga de Geralt de Rivia para ser una figura de renombre en la literatura fantástica. La fama de los juegos basados en el personaje del brujo Geralt, me parece, no le han acarreado una fama enorme, porque muchos olvidan (o simplemente no se interesan en averiguar) que el Wiedźmin no fue creado por CD Projekt RED.Por suerte, como les decía, entre los lectores ya Sapkowsky era un referente aún antes de que salieran los juegos.
Tenía entendido que estaba trabajando otra serie de libros, basados en las Guerras Husitas, así que hace poco decidí buscar si ya estaban disponibles en español. Y resulta, que además de los dos libros de dicha saga, me encontré Víbora, un tercero completamente distinto, ambientado en Afganistán durante la invasión soviética.
No obstante, no es de eso que quiero hablarles, sin…