viernes, agosto 30, 2013

Teléfono nuevo

Casi había perdido las esperanzas de tener un dispositivo Android, ya fuese móvil o tablet, pero hace unos días se me presentó una oportunidad/situación que pude aprovechar. Ya que iba a quedarme sin PC en casa y sin posibilidades de recuperarla, tenía que hacerme con algo para matar el tiempo. Lo único que pude adquirir fue un Samsung Ace GT-S5839i, que a pesar de no ser gran cosa tiene unas prestaciones interesantes, como WiFi y GL ES 2, justo lo que necesitaba de un teléfono. El otro detalle era que sirviese como lector de ebooks, sí, hay mejores opciones, pero se escapan de mis modestísimos ahorros.
Ayer invertí casi todo el día en instalarle Cyanogenmod, tarea que no estuvo exenta de problemas, casi pensé que lo había brickeado o algo así. Al concluir, resulta que Cyanogenmod no es mucho mejor que la ROM original, y en algunos detalles es inferior, por lo que no puedo decir que esté complacido al 100%. Como lector de libros no es la gran cosa, la Palm lo hacía mejor y con menos consumo de baterías, pero como ya dije, era la única opción y parece que será mi compañero de lecturas durante un buen tiempo.
Aparte de eso, también será plataforma para pruebas, al fin podré meterme de lleno en el desarrollo para Android. Veremos cuándo puedo mostrar algo corriendo en el teléfono.

miércoles, agosto 28, 2013

El culebrón del F-35

Si creías que la tecnología americana es lo mejor del mundo y que el F-35 será uno de los mejores aviones de combate, estás un poco errado. Durante los últimos tiempos se han levantado muchas dudas acerca del futuro del Joint Strike Fighter, alimentadas por retrasos, incremento de los costos, reducción  de prestaciones, etc.
En concreto, el origen de los grandes problemas del F-35 está en su versión B, de aterrizaje y despegue vertical (STOVL: Short Take-off and Vertical Landing). La tecnología STOVL ha sido algo muy elusivo durante años, los rusos no la consiguieron, los británicos la lograron con el Harrier (no sin pagar algo a cambio, en funcionalidades) y el F-35 no la ha logrado de forma efectiva. Entonces, ¿por qué la insistencia en tener un avión de despegue vertical? Pues porque los Marines lo quieren (no confundir con la Armada, que son los tipos con los portaaviones, si no ando muy errado) y afirman necesitar un avión capaz de operar en aeródromos de emergencia y proveer apoyo aéreo cercano. Para ello citan ejemplos tan obsoletos como la batalla de Guadalcanal, en la que los marines se vieron solos en la isla y sin aviación de apoyo. Un aparato ideal sería uno que pudiera despegar de cualquier cosa que flote, aterrizar en cualquier lugar y viceversa. Y de paso no está de más que también pueda soltar algunas bombas en el trayecto. No voy a entrar en detalles acerca de la factibilidad de dicho apoyo, que algunos expertos ponen en duda, porque para más inri, los aviones no solo despegan y aterrizan, también hay que considerar el mantenimiento (inexistente en un aeródromo de emergencia), combustible y la munición que los marines tendrían que llevar consigo (no me imagino a cada marine desembarcando con su mochila, fusil, un galón  de gasolina bajo un brazo y una JDAM bajo el otro). En fin, que algunos desgraciados sin sentido del espectáculo dicen que para eso ya tenemos los helicópteros, esos aparatos tan feos, panzudos y triviales.
La variante F-35B ha terminado siendo un problema, ya que la capacidad STOVL ha comprometido otras funcionalidades más importantes del avión como la velocidad, aerodinámica, carga, furtuvidad, resistencia estructural y seguridad. Todo eso debido al dichoso ventilador ubicado detrás de la cabina (pues sí, tampoco te deja ver bien hacia atrás). Como las 3 variantes comparten el mismo fuselaje, los defectos del F-35 se propagan automáticamente a sus hermanos A y C.
En general, el proyecto ha pecado de ser demasiado abarcador, pues pretendía sustituir tres aviones diferentes, y por desgracia para los norteamericanos, ha tenido un respaldo muy fuerte entre mucha gente que a pesar de sus problemas. En teoría (según la wikipedia), el JSF debía diseñarse con solo 750 millones de dólares, para evitar el desaguisado del F-22 que acabó siendo carísimo. Solo dos compañías lograron el contrato: Lockheed y Boeing, que presentaron nsus prototipos X-35 y X-32. Este ultimo era bastante feo, más feo que un día sin internet y no debe ser confundido con su Bird of Prey, que se veía mucho mejor. Aparte de eso, Lockheed tenía un as en la manga: llevaba unos añitos trabajando de cerca con DARPA en el desarrollo de tecnologías de despegue vertical y otras fruslerías. En el momento de la prueba, el X-35 superó al X-32.
Ah, pero una cosa es con guitarra y otra con bandurria. Despegar un avión vacío lo hace cualquiera. Los problemas empezaron al chocar con detalles de la vida real, como cargar armamento. Se prevee que el F-35 sea bastante pobre en combate a corta distancia, de ahí el continuo énfasis en que es un avión concebido para luchar más allá del rango visual, aprovechando su furtividad. Por si fuera poco, los chinos hackearon impunemente los servidores de Lockheed y se robaron los planos para fabricar una copia, que ha resultado ser mejor que el original, ya que prescinde del dichoso ventilador y se pasa por el forro el STOVL. En un futuro enfrentamiento F-35 vs su malvado clon J-31, al primero podria irle muy mal.
Todo este culebrón va a costar lo suyo, unos 400 mil millones por diseñar y fabricar 4000 aviones, y aún no está claro cuándo entrará en servicio. Lo peor es que el JSF, como ya mencioné, está destinado a reemplazar tres aviones: el F-16, el F/A-18 y el Harrier. Por tanto, USA podría encontrarse en la desagradable situación de que disponen de un único avión que no hace bien el trabajo de ninguno de sus tres antecesores. Complicadita la cosa...





jueves, agosto 22, 2013

De regreso a Fedora

Después de muchos años y una breve incursión fallida, ya estoy montado otra vez en el caballo. O en el lobo disfrazado de oveja, como algunos prefieren verlo. En esta ocasión las cosas han ido mucho mejor, incluso el detalle más preocupante: la instalación de los drivers de AMD, ha ido sobre ruedas, aunque no logré hacerme con la beta 2 de la 13.8. Pero eso debería resolverse en alguna actualización futura. Baste decir que Lime ya está compilado y los demos corren
De momento solo puedo quejarme de que el foro (fedoraforums.org) no responde muy rápido, o no responde en lo absoluto, y también que 1Gb de RAM es insuficiente. Pero ese problema también lo tenía con Ubuntu y en general no estoy muy seguro de su origen. El nuevo sistema de instalación no me agrada tanto como el anterior, porque si te descuidas te puedes saltar algún paso y no encontré cómo personalizar en detalle los paquetes a instalar. O sea, que descargué 4gb y es muy posible que tenga que halar desde el repo muchas cosas que están en el disco de instalación.
Por alguna razón (podría ser algo muy subjetivo y completamente equivocado), siento que Ubuntu tiene un poco más de ingeniería de distro y es un producto más pulido. No obstante, para un usuario con experiencia, Fedora no debería tener grandes problemas. Ahora estoy usando Xfce, pero es posible que pruebe KDE si encuentro una buena guía para optimizarlo y asegurarme de que corra bien en 1Gb. Han sido unos buenos años con Ubuntu, pero el camino que están tomando las cosas no me gusta y decidí que ya es hora de apartarme, lo cual es lamentable, porque lo considero una buena distribución con mucho trabajo profesional detrás. Ahora toca esperar y ver cómo me va.

martes, agosto 13, 2013

De regreso

Al fin se han acabado las vacaciones, que han sido más largas que lo habitual. Además, han sido bastante diferentes a las clásicas vacaciones del cubano de a pie: quedarse en casa y solucionar problemas acumulados, no porque no tenga problemas (que sí tengo montones), sino porque me fui de viaje.
Para empezar tuve la oportunidad de participar por fin en el evento Behíque 2013 en la Habana y recoger personalmente mi modesto premio: una mención en el concurso de cuentos. Mi primer galardón literario y como veo las cosas posiblemente el último en la categoría de cuentos, que no se me dan nada bien. De paso, si alguien piensa darse una vuelta por acá, les puedo sugerir dónde encontrar las mejores hamburguesas de la Habana y la cerveza más fría (Heineken o Cristal, de botella).
Pude echarle un breve vistazo a otros sitios, como Viñales y Santa Clara, que ameritan un post completo cada uno, pero como este blog no es acerca de turismo, el que esté interesado tendrá que preguntarme directamente.