viernes, enero 03, 2014

Feliz año nuevo

Y ya estamos en el 2014. Para variar, entramos con malas noticias: un paquete que esperaba se perdió, lo cual prueba que el servicio postal norteamericano es tan malo como el cubano. Un móvil, una microSD de 32Gb y cosas para mi hija han ido a parar a alguna casa de Miami. Es la tercera vez que me sucede.
Afortunadamente, sí llegó mi autoregalo de cumpleaños/fin de año/y todo lo demás: la AMD R7 250. Ojo, que si van a comprar recomiendo la 7770, que es mejor, al menos en papeles. Ni siquiera he podido probarla a fondo aún, algo que pienso remediar ahora mismo.
Para la semana próxima esperen un mini-review de algo que he estado esperando desde hace tiempo y que he mencionado hasta el aburrimiento aquí. Es una sorpresa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada