lunes, junio 09, 2014

¿Soy el único raro al que no le gusta el WoW?

Esta era una de esas tareas que tenía pendientes para "el día que viaje a otro país y alguien me preste su cuenta". Mis experiencias con el World of Warcraft siempre fueron muy malas, servidores vacíos la primera vez, allá en la UCI (me cuentan que después se llenaron con cientos de estudiantes), servidores privados muy inestables, mi propia latencia... nada agradable.
Hace unos meses conseguí el cliente completo, que son unos cuantos gigabytes, y me di a la tarea de encontrar algún server privado que tuviese una población aceptable (requisito esencial para una buena experiencia, después de todo es un MMORPG) y la versión del cliente que tenía a mano, algo que por suerte, conseguí a la primera.



Sin embargo, aunque reconozco que el juego me gusta, sigo prefiriendo el Regnum y sus peleas entre reinos, donde ya puedo ganar de vez en cuando, aunque aún estoy muy lejos de los Warmasters con su nivel 60 y mejoras compradas con dinero real.
Los gráficos del WoW no me impresionan (de hecho, me parecen de cartón) y la jugabilidad me parece más o menos pasable, sin nada excepcional. Un amigo me dice que la experiencia en el server de Blizzard es completamente distinta y prometió darme su cuenta que no usa (pero que su primo mantiene activa), habría que ver si la cosa cambia realmente en cuanto a interacción con los demás jugadores. Porque la mecánica de juego, pues seguirá igual.
En fin, que esto solo prueba que hay gente para todo, ni yo mismo me hubiera creído que a alguien le gustara más el Regnum que el WoW. Será que soy un bicho raro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada