miércoles, septiembre 10, 2014

Hasta la vista, baby

O  adiós a las armas. O mejor, hasta luego.
El caso es que las condiciones de mi conectividad cambian, y no podré seguir actualizando el blog. Realmente, ni siquiera sé qué me permitirán acceder, o la calidad de la conexión.
Siempre que pueda me daré una vuelta por aquí desde las salas de navegación públicas, que cuestan un ojo, en especial considerando que dentro de un mes o dos debería quedarme sin trabajo. Pero bueno, es difícil abandonar este experimento que ya tiene unos cuantos años de vida, aunque nunca fue muy popular que digamos, ni siquiera como parte de ese ente tan llevado y traído que llaman "blogosfera cubana". Será que porque no me dedico a escribir de Cuba, no me consideran parte de Cuba.
No obstante, espero que la despedida no sea definitiva. Tal vez me tome dos o tres años, pero de alguna forma, regresaré.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada