Ir al contenido principal

40 años del Concorde y por qué no tenemos aviación civil supersónica

Ayer se cumplieron 40 años del primer vuelo oficial del Concorde, y por oficial me refiero a que fue su entrada en operaciones. El 21 de enero de 1976, dos vuelos despegaban simultáneamente (más o menos): París-Río, vía Dakkar de Air France y Londres Bahrein, de British Airways.
De los 74 proyectados inicialmente solo llegaron a construirse 20, de ellos 6 prototipos. Su elevado costo por unidad, alto consumo de combustible por pasajero y las preocupaciones por su impacto sonoro, hicieron que los pedidos iniciales se cancelaran. Tanto Air France como British Airways recibieron apoyo de sus respectivos gobiernos para poder adquirir los siete que le correspondían a cada una.
Hasta la fecha, el Concorde ha sido uno de los aviones más avanzados, y a pesar de las dificultades, se mantuvo en funciones durante 27 años. Sin embargo, su escasa capacidad de pasaje (100 los británicos o 92 los franceses), y la caída en el número de pasajeros después del 11 de septiembre, unido a que Airbus decidió dejar de darles soporte, determinaron la retirada del servicio de los emblemáticos aviones.
Solo hubo otro avión de pasajeros supersónico, el controvertido Tu-144 que solo llegó a volar 40 veces, tuvo un lamentable accidente en la expo aérea de París y ha estado envuelto en acusaciones de espionaje industrial.
Desde entonces, la aviación civil no ha querido saber más de aviones supersónicos, y por una buena razón. O más bien, por varias buenas razones, que pueden leer aquí. No parece que a corto plazo tengamos aviones supersónicos en las areolíneas, en cambio, sí hay varios proyectos para llevar estos aparatos al mercado de los jets privados.
El más avanzado parece ser el de Aerion, que afirma que para el 2021 estará disponible su jet supersónico, a un costo, si no recuerdo mal, de 60 millones la unidad. Francamente, me gustaba más el diseǹo anterior, bimotor, que el actual, trimotor.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Un poco de nostalgia: juegos retro

El Laberinto del Saber es un juego desarrollaod en Cuba a finales de los 80 o algo así, para MS-DOS. Aquí pueden verlo en acción:

Desde hace un buen tiempo que quiero hacer un remake moderno orientado principalmente a plataformas móviles, al principio lo intenté con SDL 2, pero luego decidí usar un motor decente. Entre Godot y Unity3d me decanté por el último, para no invertir tiempo en aprender una herramienta que no me serviría para hacer más juegos.
Sin embargo, el proyecto ya acumula unos seis meses de atraso por diversas razones, y ni siquiera tengo una imagen para mostrar. Así queni hablar de fecha de lanzamiento.

Unity 5.4 está aquí

Y no trae la herramienta de edición de cinemáticas, como esperaba. Al menos, no se hace referencia a ella en las notas de lanzamiento.
Justamente acabo de lograr descargar la 5.3.5, la cual ha sido bastante decepcionante. El MonoDevelop que incluye ha dejado de sugerir el autocompletado para los miembros de algunas clases (me queda por definir cuándo lo hace y cuándo no) y además el precalculado de la iluminación global me suelta una docena de advertencias, aparte de que me ha obligado a recalcular las luces dos veces. Y eso toma bastante tiempo.
Aún no sé si podré echarle el guante a la 5.4, y tampoco es que tenga mucho interés. Aunque supongo que peor no va a ponerse, y quizás hasta se arreglen las cosas.
Por suerte, no estoy programando mucho. Las últimas páginas de la cuarta novela me tienen  bastante ocupado, y también le estoy echando un vistazo a la historia del juego. Sin embargo, eso no será para siempre, en algún momento de esta semana tengo que seguir puliendo el sistema …

Leyendo a Sapkowsky

Este es uno de mis escritores favoritos y es lamentable que haya tan poco de él en español. Aunque hay que reconocer que Andrzej Sapkowsky no ha sido tan prolífico.
A Sapkowsky le basta con su saga de Geralt de Rivia para ser una figura de renombre en la literatura fantástica. La fama de los juegos basados en el personaje del brujo Geralt, me parece, no le han acarreado una fama enorme, porque muchos olvidan (o simplemente no se interesan en averiguar) que el Wiedźmin no fue creado por CD Projekt RED.Por suerte, como les decía, entre los lectores ya Sapkowsky era un referente aún antes de que salieran los juegos.
Tenía entendido que estaba trabajando otra serie de libros, basados en las Guerras Husitas, así que hace poco decidí buscar si ya estaban disponibles en español. Y resulta, que además de los dos libros de dicha saga, me encontré Víbora, un tercero completamente distinto, ambientado en Afganistán durante la invasión soviética.
No obstante, no es de eso que quiero hablarles, sin…