jueves, febrero 18, 2016

Dos tazas de Vulkan

Vaya lío con Vulkan, pareciera como si el mundo fuese a acabarse si 24 horas después de anucniado el nuevo API no tuviésemos una buena ración  de benchmarks y similares. Y lo jodido del caso es que en verdad no hay nada con lo que valorar. Hay un solo juego con renderizador Vulkan que funcione y es un build beta de The Talos Principle, que como bien señalan sus desarrolladores, ni siquiera está bien optimizado. Añada usted que los controladores liberados por Nvidia y AMD aún son beta. Beta más beta no da nada bueno. 
A ver si nos calmamos los oxiuros, que a esta API aún le queda por andar un buen trecho. Faltan drivers serios y estables (que es lo más sencillo, porque el driver Vulkan es más simple), faltan renderizadores implementados por gente que ya sabe lo que hace y no que está aprendiendo ahora. Eso solo vendrá con tiempo y nadie se va a morir porque esperemos un año. DirectX 12 lleva mucho más tiempo disponible y aún no tenemos un juego que lo use. 
Por mi parte, pienso armarme de paciencia, esa asiática virtud que se ha convertido en esencial para nosotros los cubanos, y solo cuando el controlador estable de verdad salga, me actualizaré, quizás a Windows 10 para tenerlo todo de un golpe, Vulkan y DirectX 12. Con lo que cuesta descargar un driver aquí, estoy como gato escaldado con eso de las actualizaciones. Y antes de que se me olvide, yo también estoy muy contento con la salida de Vulkan.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada