martes, septiembre 06, 2016

De regreso a la oficina

Que ya me hacía falta. Han sido unas largas y desagradables vacaciones, con muchos problemas en lo personal, así que un poco de orden me viene bien. Sobre todo para recuperar mi horario de sueño normal.
A pesar de las desgracias, sigo empeñado en escribir. En estos meses solo ha faltado que me caiga un meteorito, pero por suerte, todo ha servido de motivación para mantener mi disciplina. No ha sido muy bueno a la hora de programar, pero hay que considerar que las cosas ya se están poniendo difíciles.
En fin, que la cuarta novela ya tiene su primera parte terminada, esta vez sin huecos. Ahora toca pulirla y escuchar críticas, mientras más temparno mejor, para corregir ahora que aún estoy inspirado. Su segunda parte va viento en popa, a pesar de que no es mi prioridad.
Y gracias a un amigo descubrí este juego indie cubano, al cual pretendo mantenerle un ojo encima para ver cómo les va en su futura campaña de crowdfunding.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada