lunes, marzo 20, 2006

Cómo funcionan los aviones invisibles

Supongo que muchos hayan oído hablar bastante de los aviones invisibles, especialmente el F-117 y el B-2, o tal vez el ave de presa de Boeing:



¿Cómo funciona un avión invisible? ¿Son en verdad indetectables? Tenía algunas nociones al respecto pero hace unos días obtuve una revista que me aclaró algubos detalles y traté de complementar con google.
Para empezar hay que dar una idea de las técnicas para detectar aviones. Cada aparato emite varias firmas: infrarroja, visual, sección radar, acústica, etc. La más importante es la sección radar (RCS, Radar Cross Section), por supuesto.
¿Cómo funciona el radar? Muy sencillo, emitiendo ondas electromagnéticas que rebotan en los objetos, en todas direcciones. Algunas de estas ondas se pierden, pero otras regresan a la antena del radar. Cada avión tiene algo que se llama sección de radar, que representa la cantidad de energía reflejada con respecto a la energía recibida. Hay ciertas zonas del avión críticas en cuanto a reflexión de las ondas, por ejemplo la cabina del piloto y sus paneles internos, el borde delantero de las alas, el fuselaje, etc. Esta sección de radar puede minimizarse, construyendo estas partes de materiales especiales (RAM, Radar Absorbing Material) o cubriéndolas con pinturas que absorben las ondas. En cuanto al fuselaje, se pueden utilizar diseños que maximicen la reflexión de las ondas en dirección contraria al origen. De ahí las formas triangulares del F-117 o redondeadas del B-2.
Por supuesto que esto tiene su costo, estas formas tan cool tienen la desventaja de que afectan la aerodinámica del avión y al mismo tiempo generan turbulencia que en un futuro podría ser utilizada para detectarlo.
Las otras firmas tampoco pueden descuidarse. Es necesario enfriar la zona de las toberas, para evitar que el avión sea detectado por su emisión de calor, en el caso del F-117, esta parte está recubierta de losetas especiales y el aire que pasa por el motor es utilizado para enfriar la estructura metálica de la sección trasera.
Otros muchos factores influyen en poder escapar a la detección: la posición de los radares enemigos, una ruta adecuada, el vuelo a baja altura o apoyado en el relieve. En general, aunque el F-117 actuó casi impunemente en la primera Guerra del Golfo y en Panamá, nada es completamente indetectable.