miércoles, noviembre 02, 2016

Quiero jugar un RPG

Desde hace un tiempo tengo ganas de jugar un buen RPG. Algo así como The Witcher (2 o 3). No me importa que tenga gráficos geniales o funcionalidades super innovativas. Lo que yo (y aquí usted puede insertar lo que le de la gana) busco es una buena trama que me haga sentir parte de un mundo que es más grande que lo que rodea directamente al personaje, y con progresión de niveles y muchas habilidades. Y eso solo se encuentra en los RPG.
A pesar de que hemos disfrutado de buenos títulos, hay cierta escasez de RPGs: quizás tengamos dos o tres al año. Los grandes estudios insisten en sacar FPS a patadas, sobresaturando un mercado que no da para más. Porque si nos detenemos a analizar, un FPS al uso, como CoD, ya no tiene más nada que ofrecer, salvo divertirnos un rato disparándole a todo lo que se mueva. No importa que le agregues combates en gravedad cero, o desde un tanque o cualquier otro vehículo completamente alejado de todo realismo. No importa que le metas Quick Time Events por todas partes, eso no va a hacer que tu CoD sea algo más que disparar a mansalva. Lo único que está salvando a los FPS es su modo multijugador, y eso es solo hasta que llega la siguiente versión.
Nadie quiere arriesgarse. Los RPG cuestan trabajo porque llevan más contenido y tienen menos mercado. Echen un vistazo y verán: casi todos los mejores títulos de los últimos años han venido desde fuera del circuito de los grandes. Underrail, completamente indie. Wasteland 2, vía Kickstarter, por un estudio que no destacaba mucho salvo por su gente. Obsidian había estado malviviendo a base de RPGs flojones hasta Pillars of Eternity (otra vez, gracias a Kickstarter). Solo hay dos compañías establecidas que se atreven con el género y lo manejan con maestría: Bioware y CD Projekt RED, y eso, salen cada 75 años, cual cometa Halley. Absténganse de mencionar Bethesda y Fallout, porque lo han diluido tanto que ya casi no es un RPG, sino una mezcla con lo peor de ambos lados, es como tener un amigo gay muy feo que no puede presentarte mujeres y encima ni siquiera toca el piano o puede cortarte el cabello. Me pregunto si cometerán el mismo crimen con el próximo Elders Scroll.
En fin, que la vida es dura para los fans del género. Yo, de momento, me tengo que quedar sin saciar el antojo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada