Ir al contenido principal

No escatimes swap

Si has usado Linux sabrás que desde hace tiempo hay una regla simple para determinar cuánto espacio darle a la swap: el doble de la memoria RAM. El instalador de Redhat nos lo recomendaba así y todos los usuarios veteranos seguían esa práctica.
Sin embargo, con el tiempo la RAM fue creciendo y Linux no requería tanta memoria como Windows... en fin, que descuidé esa regla y no sé dónde leí (o creí leer) que más de 500mb de swap afectaban el rendimiento. Poco a poco reduje el tamaño de la swap hasta 300mb, pensando que 1Gb era RAM más que suficiente para mover un escritorio Xfce.
Craso error. Todo fue bien hasta que dejé Gentoo y me pasé a Ubuntu. Empecé a notar unos cuelgues misteriosos, algo que mencioné varias veces. La PC de momento se enlentecía hasta dejar de responder. Me sucedió con Mint un poco menos, y con Fedora se volvió rutinario que cada 30-40 horas se quedara colgado. Los logs, que no había mirado en detalle por pura haraganería, informaban de programas cerrados por falta de memoria. Imposible, no podía faltar memoria con 2Gb de RAM.
Sin embargo, en esta época 2Gb no son nada del otro mundo, como me han aclarado en el foro de Fedora, si usas Java y Firefox. El misterio de los cuelgues se debía a la insuficiente swap. Me recomendaron al menos 4Gb, aunque fui más tacaño y la dejé en 1Gb, lo cual pienso que fue un error, pero ya el gparted estaba en marcha.
Que les sirva de lección, a menos que tengas 4 o más gigabytes de RAM, no escatimes espacio en la swap. ¡Y no programes en Java!

Comentarios