Ir al contenido principal

Un año, un casi prototipo

Más o menos para estas fechas, el año pasado, estaba haciendo las primeras pruebas que luego se convertirían en un proyecto de RPG en tercera persona. Primero con cámara libre, como el Witcher (pueden verlo aquí) y luego más bien tirando a Dragon Age, sin que me acuerde ahora de la razón exacta del cambio. La historia: una distopía ambientada en la Habana del futuro.
Por el proyecto han pasado varias personas, aunque nadie ha dejado una contribución realmente significativa. La idea era formar un equipo completamente cubano e ir sentando las bases para enfrentar un juego complejo en cuanto las condiciones lo permitieran. Luego de un año las condiciones no existen, es obvio que fui demasiado optimista al valorar las promesas de que habría internet en las casas, etc. A pesar de eso, no he dejado de trabajar. O por lo menos, no por períodos muy largos.
Tengo que decir que estoy sorprendido de que un año después tenga un prototipo que hace muchas cosas, a pesar de que me enfrenté a una serie de problemas que en un principio no tenía ni idea de cómo solucionar. Todavía me quedan muchos de esos, pero al menos lo básico funciona: se puede conversar, realizar misiones, combatir, y recibir puntos de experiencia por ello. No dudo que un buen programador habría conseguido más que eso, pero no me considero "un buen programador". A veces me pregunto qué habríamos logrado de ser un equipo con un mínimo de condiciones.
En la parte del guión he encontrado otra serie de problemas, principalmente derivados de que no es trabajo para un solo escritor y una deficiente planificación inicial. Baste decir que es como escribir varios libros a la vez, a menos que quieras una trama lineal simple. Recién ahora estoy puliendo algunas misiones, ampliándolas, y mejorando la información sobre ciertos personajes. Estudiar los errores ajenos aporta, pero eso no quiere decir que no puedas cometerlos también (o cometer otros). Supongo que solo sabré si la historia tiene un buen arranque cuando otras personas la prueben y hagan críticas o sugerencias.
Y eso me lleva al último tema de hoy: con un poco más de trabajo, el prototipo sería casi un demo. Sin gráficos, sin modelos y con escenas monótonas y mal hechas (incluso vacías), pero la esencia estaría ahí y los beta testers podrían probar cosas. No sería una experiencia placentera, pero para eso son los beta testers. Bastaría con tomarme una semana de vacaciones y dedicarla por completo al proyecto. Así que ya saben, estamos contratando beta testers.

Comentarios