Ir al contenido principal

Cinnamon

Ayer decidí echarle un vistazo al tan mencionado Cinnamon, que es la respuesta de Linux Mint al "problema" de Gnome Shell. En los repos está la versión 1.6.1, que parece ser la más reciente. A primera vista Cinnamon es más o menos un entorno similar a Windows XP: una barra de lanzamiento rápido y una barra de tareas. De ahí en adelante es más bien Gnome: muy pocas opciones para personalizarlo. Definitivamente este escritorio aún está detrás de Xfce en funcionalidades y sin embargo, el consumo de memoria es mayor. Lo primero podría solucionarse con el tiempo, no estoy seguro de que lo segundo mejore, a menos que se haga un trabajo concienzudo para detectar qué se hizo mal al principio.
Luego de algunas horas de uso me decidí a volver a Xfce, creo que con un poco de trabajo puedo lograr que se vea mejor y está mucho más maduro. No obstante, si buscas un escritorio que se ajuste al paradigma tradicional, no es una mala opción y creo que no está de más probarlo por una cuestión de "cultura general" (aunque recomendaría esperar unos seis meses a ver qué nos traen de nuevo).

Comentarios