Ir al contenido principal

Record: dos huracanes en 8 días

Desde hace un buen tiempo que la región oriental del país había esquivado el paso de los ciclones. Invariablemente, cruzaban por Occidente y de ahí se iban rumbo a USA. Sin embargo este año no nos hemos librado.
Santiago de Cuba no sufrió el impacto directo, pues Ike hizo entrada por Holguín, al norte. Pero desde el domingo por la tarde se iniciaron las lluvias, que se convirtieron en un diluvio ya en la madrugada del lunes. Cerca de mediodía tuvimos un respiro, aunque con algunas rachas de viento.
Estos son los momentos en que se echa de menos una cámara, para poder mostrarles cómo queda una ciudad luego del paso de una tormenta categoría 3. Las casas en mal estado o de madera (que hay muchas) son destruidas casi totalmente, los techos de tejas vuelan y los árboles son arrancados de raíz.
Esta ciudad, que se caracteriza por tener pocos árboles, ha sufrido la pérdida de algunos de los que ya tenía.
Luego de este suceso, el país entero está casi en ruinas, al igual que Haití y otras islas del Caribe. Aquellos que estén fuera del país y puedan ayudar, por favor diríjanse a las organizaciones que están canalizando las ayudas, excepto en USA, cuyas condiciones para el envío de ayuda no han sido aceptadas. Si no quieres cooperar a través de ninguna ONG, envía dinero a tus amigos, nunca está de más y creo que en este momento el 90% de los cubanos lo necesitamos.

Comentarios