Ir al contenido principal

Un final traumático

Al parecer, el final de Mass Effect ha suscitado cierto desagrado entre los jugadores. No sé con exactitud cuál de los detalles en sí es el origen de las quejas pues hay tres finales, que comparten un denominador común y difieren en detalles. Supongo que este aspecto compartido es la causa de la perreta. Y cuidado, que vienen spoilers gordísimos que quizás no deberías leer, así que dejaré un espacio de seguridad por si no quieres que se te estropee el final.
*
*
*
*
*
*
*
*
*
*
Desde que jugué la segunda parte, sabía que la saga solo podía terminar de una forma: con la muerte de Sheppard. Una muerte épica, un sacrificio para salvar la Galaxia, o algo así. Como escritor, la idea me resultaba atrayente por ser un colofón digno de un héroe e indeseable a la vez, por predecible y cursi. Me preguntaba si los escritores de Bioware me sorprenderían con una salida alternativa, pero no ha sido así y no los culpo. Además, dejar a Sheppard vivo podría tentar a los productores a continuar la saga (aunque una resurrección no es descartable, en definitiva ya Sheppard estuvo muerto una vez).
No veo razón para el pataleo, tal vez es que estamos demasiado acostumbrados a los finales felices, donde el héroe sale siempre incólume para casarse con la doncella. Si esto fuera una película de Disney, amén de tener canciones cada cinco minutos, Sheppard sobreviviría o alguien menos importante se sacrificaría para salvarlo. Pero estamos hablando de Mass Effect y el único sacrificio digno de la saga es el del propio Sheppard. Así que a llorar a la vía y que el final se quede como está.


Comentarios