Ir al contenido principal

Nueva tarjeta

Ya está en camino mi nueva tarjeta. Aún no sé el modelo, pero debería ser una HD de la serie 2000. ¿Por qué ATI? Pues por cuestiones de precio, el bolsillo no daba para más. Las HD2400/2600 tienen un desempeño decente en DirectX 9, soportan 10 (aunque no se espera que sean una maravilla en este apartado), Shader Model 4.0, etc, etc. También influye una política hacia el software libre más acorde con mis principios.
Básicamente me interesan tres juegos en este año: Starcraft 2, Diablo 3 y Fallout 3. Sin descontar que el trabajo de desarrollo no marcha bien porque el hardware de que dispongo está por debajo de los mínimos requeridos.
Sin embargo, si alguien me preguntara qué comprar, le recomendaría que se decantara por algo de la serie 8000 o 9000 de Nvidia. El soporte PhysX integrado, mejor rendimiento y precios no tan altos si sabes escoger bien.
El caso es que AMD-ATI está en muy mala posición. Según he leído están en pérdida. Además, no han logrado hacerce un hueco en el próximo salto en tecnología de juegos: la física. Aunque no sé si debería decir próximo, pues la física ya está aquí. Y es que en este campo AMD-ATI está a merced de sus dos enemigos: Intel, que tiene Havok -y está desarrollando la plataforma para explotarlo y mejorando sus chipsets gráficos- y Nvidia, que tiene PhysX. En ambos casos ATI depende de la buena voluntad ajena.
De los dos males AMD ha optado por el menos peor, sin rechazar del todo la segunda alternativa (CUDA/PhysX en la serie Radeon). La cual tal vez algún día se haga realidad si se logra portar CUDA a las tarjetas Radeon, esfuerzo que aunqeu cuenta con el beneplácito de Nvidia, no lo veo muy oficial que digamos.

Comentarios