Ir al contenido principal

Mir

La noticia de Mir ha traído de todo menos paz. No voy a meterme en detalles técnicos, porque es un tema que no domino, en este caso hablo como usuario y desarrollador de juegos. Para los que hayan estado viviendo debajo de una piedra sin Internet (o en Cuba, que para el caso es lo mismo), Mir es un nuevo proyecto de Canonical, nada más y nada menos que con el objetivo de escribir su propio servidor gráfico. O sea, que para  finales de este aǹo Ubuntu no usaría Xorg ni Wayland, sino Mir. Las razones por las cuales tomaron esta decisión en vez de apoyar Wayland son bastante sosas y técnicamente inconsistentes. Y aunque no fueses así, el grado de fragmentación que crea esta decisión es inaceptable. Ya bastante trabajo cuesta que los fabricantes mantengan sus drivers al día con Xorg, así que no es descabellado pensar que será peor si tienen que soportar Mir y Wayland a la vez. Todo esto porque a Canonical no le gusta el sistema de entrada de Wayland.
En este caso, Canonical tiene la ventaja del dinero y las relaciones. De hecho, ya está en conversaciones con los fabricantes para que apoyen su iniciativa. No he encontrado referencias a en qué estado se encuentran dichas negociaciones. En lo que sí no lleva ventaja es en capacidad de desarrollo. Mir lleva apenas 9 meses de trabajo, hace algunas cosas, y en su equipo solo dos personas tienen experiencia en algo parecido  a desarrollo gráfico de bajo nivel (por ejemplo, desarrollo de Compiz). Si el dinero y estos cuatro gatos pueden hacer algo mejor que lo que tenemos, eso aún está por verse.
Se avecina una batalla encarnizada a ver cuál proyecto sobrevive, y esto pasa por conseguir apoyo de los fabricantes y distribuciones. Pero mientras tanto, los daños colaterales los va a coger el entorno Linux y sus usuarios, justo en el momento menos indicado para ello.

Comentarios