Ir al contenido principal

Las últimas páginas: las más difíciles

Me restan una docena o más de páginas para terminar la segunda parte de la novela y cerrar definitivamente el universo de Despertar. Sin embargo, estoy en ese punto desde hace casi un mes. Entre tiempo dedicado a la programación, luego al Numenera y ahora con el Unreal, el que me sobra no me apetece dedicarlo a escribir. Todo tiene sus ciclos, y este en concreto no era mi ciclo literario.
La buena noticia es que realmente no estoy tan atrasado en mi calendario, porque no esperaba concluir antes de abril. Y salvo el par de semanas dedicado al Numenera (vale aclarar que no fue 100% dedicado a eso), el resto del tiempo avancé mucho en el prototipo e incluso encontré tiempo para trabajar en el guión. En fin, que no tiene que cundir el pánico, el libro se terminará, más temprano que tarde, preferiblemente temprano, por supuesto. Sobre todo, porque la próxima idea ya está ahí, empujando para salir. Sí, la verdad es que no escarmiento...

Comentarios