Ir al contenido principal

Lecturas para niños

En septiembre de este año, mi hija empieza el primer grado. Hace unos días me preguntó qué aprendían en la escuela "esos niños de uniforme amarillo", que son los de secundaria (de séptimo a noveno grado). Por supuesto, nada de lo que le dije tenía sentido para  ella, ni siquiera sabe lo que es la matemática.
Aunque aún queda mucho hasta que use su uniforme amarillo y blanco (seguirá usando el rojo y blanco hasta sexto grado), eso me hizo pensar en que dentro de un año y medio ya sabrá leer un poco. No sé si será lectora como yo, pero al menos desde ahora manifiesta cierto interés en los libros y le gusta que se los lean. ¿Qué debería darle para que se inicie en la lectura por sí misma?
Para empezar, ya tiene algunos libros infantiles, y espero que la colección aumente con algunos títulos de un colega escritor de aquí que está trabajando la literatura infantil con muy buenos resultados. Eso, para empezar. Después, supongo que los libros de Salgari y Julio Verne sean la mejor opción. Así me inicié yo. La saga del Corsario Negro me parece bastante adecuada para un niño, quizás demasiado orientada al público masculino, pero bueno, así era la época. Verne creo que es una excelente introducción a la ciencia ficción, que luego servirá de base para adentrarse en la fantasía. Ahí podría ser el momento de leer Harry Potter, o los Reckoners de Sanderson, antes de meterse en cosas grim como Abercrombie.
Nada de policíacos, hasta más adelante.  Recuerdo que el efecto que me causaban cuando era un poco más joven (digamos unos 30 años más joven) era que supuestamente todo estaba ahí, pero yo no entendía de la misa la mitad y me parecía que el autor se estaba riendo de mí.
Y así iba yo, planificándole las lecturas por lo menos para un año y pensando cómo proporcionarle un dispositivo para leer, porque la mayoría de esos títulos ya no existen en Cuba. Todo eso, sin pensar en que quizás cuando sepa leer no le interrese en lo más mínimo perder el tiempo con libros, porque eso ya es muy cheo. O no es fashion, que es el término que se usa  ahora, aunque seguro que dentro de unos años ya nadie lo recuerde y ya no sea fashion decir fashion.

Comentarios