Ir al contenido principal

El golpe de la pulgada

Las películas hacen bastante daño algunas veces. Un tiempo atrás alguien envió a menéame este video, que es una demostración del llamado golpe de la pulgada, por Bruce Lee. Este otro video es un documental, que no dice mucho, pero al menos puedes ponerte al día si es que no has visto Kill Bill vol 2, que en definitiva fue la causante de los envíos y ríos de comentarios respecto al renombrado golpe.
Y decía lo de las pelis dañinas porque simplemente caerle a puñetazos a una tabla no es la mejor manera de entrenar, y menos aprender un golpe tan complejo que involucra un complejo uso de casi todo el cuerpo y de la energía.
Pero si alguno de los escasos lectores insiste en adornarse los nudillos con abrasiones, pues hay un método menos doloroso y a la larga igual de efectivo. Como me mostró un profesor una vez, no necesitas golpear con fuerza. Toma un reloj, busca una pared y golpéala suavemente durante cinco o diez minutos. Si no ha sangrado después de cinco minutos, le devolveré su dinero.

Comentarios