Ir al contenido principal

Second Life

Después de tanto oír hablar sobre este juego tenía pensado probarlo a ver por qué tanto cacareo. A primera vista resulta atractivo: una descarga pequeña, un motor con unos requerimientos mínimos y cuentas gratis.
Sin meternos en detalles técnicos ahora, diré que lo que ofrecen para las cuentas gratis es tan poco que equivale a no jugar. No puedes tener propiedades y no recibes el subsidio de dólares linden que los jugadores de pago reciben periódicamente (los Linden Dollars pueden comprarse y venderse por dinero real).
Ese no fue el único escollo que me encontré. Second Life, por desgracia, posee el peor sistema de manejo de latencia que haya podido implementar programador alguno. El personaje se mueve 4 o 5 segundos después de dar la orden y a veces salta hacia atrás y regresa al punto de partida. No logré interactuar con el mundo y en esencia, no he podido hacer nada dentro del juego.
Para más detalles y datos curiosos: sitio oficial y página en Wikipedia.

Comentarios