Ir al contenido principal

Star Wars, al fin la he visto

Me tomé todo el tiempo del mundo para conseguir una copia que se viera decente. Ya que no podemos verla en el cine, pues por lo menos, vamos a verla bien, digo yo. En general, la película me dejó con unha sensación de... incompletitud, por decirlo de alguna forma. Si alguien tiene un sinónimo aceptado por la RAE, que lo sugiera.
A new hope se hizo como si no fuera a haber un mañana (quizás porque en verdad, no lo había). La película en sí misma no requiere de más nada, hay acción, los buenos ganan, etc. The force awakens es más o menos lo mismo, pero en esta ocasión, JJ Abrams sabe que sí hay un mañana y todo se queda como a medias. Es como un reboot de la trilogía original, pero como ahora sí están garantizadas las otras dos partes, muchas cosas se dejan colgando.
Y digo que es un reboot porque si lo analizamos, el Episodio VII es como el IV (salvo que el VII tiene más palitos, y los lleva detrás). Veamos: descubrimos nuevos héroes, dos, para no escatimar, aunque aún no me queda claro qué pinta Finn en todo esto. Uno de los buenos muere, en este caso, uno muy querido (si el tal George Martin que nadie lo conoce los mata por montones, ¿por qué no lo podemos hacer nosotros?). Quizás fuese necesario para completar el paso al Lado del Apagón de Kylo Ren, un villano bastante soso, que más que villano parece emo. Tan inútil que ni siquiera puede ganarle a Rey (ojo, que la chica sabe manejar un bastón), que recién acaba de descubrir la Fuerza. ¿Y este es el tipo que destruyó la escuela de Luke Skywalker? Con razón la máscara de Vader tiene el careto tan retorcido, con un nieto así... Estoy seguro de que le diría "mira chaval, a tu edad ya yo me había cepillado a todos los jedis, niños incluidos, un Lord Sith, y solo se me escapó Obi Wan porque resbalé y me caí en una bañera con agua caliente". Y detrás de Ren, ese malo, siempre presente a través de holochat, pero esta vez a 4K y en pantalla de 100 pulgadas.
Tenemos una épica batalla de X-Wing vs Ties, tratando de destruir el reboot de la Estrella de la Muerte, pero estamos tan ocupados viendo cómo Finn, Rey y compañía intentan salir de ahí, que nos pasamos por alto toda la acción. En fin, que la peli es divertida, pero no sobresale mucho del montón y eso es imperdonable. La saga se merece un poquito de cuidado.

Comentarios