Ir al contenido principal

Y a veces...

Aún queda espacio para sorpresas en esta ciudad dejada de la mano de Google. Ayer conocí a un estudiante con ciertas habilidades en modelado y dibujo, y cuando digo habilidades quiero decir que va más allá de garabatear monos con estilo manga. Mucho más allá. De hecho, solo recuerdo haber visto algo así una vez. El manejo de los colores, degradados y detalles es sorprendente, y para más inri, aplicado a golpe de dedo en un celular.
Me quedé medio lelo, vaya. Todo eso acompañado con un toque de conocimientos sobre juegos: qué es un mapa normal, lo habitual que debería saber un artista. Y además, no está solo, son varios. Hemos quedado en hablar con más calma y ver si podemos ayudarnos mutuamente, que nos vendría muy bien.
Y yo que ya había dado por imposible encontrar personas con las habilidades adecuadas... parece que estaba equivocado.

Comentarios