Ir al contenido principal

Cambios en la ciudad

Ayer al salir del trabajo me encontré algo muy curioso. Hay una iniciativa (supongo que de la Oficina del Conservador de la Ciudad) que consiste en poner los antiguos anuncios de publicidad en las fachadas de algunos edificios. No me he ido más lejos, así que no sé si será solo en Enramadas, que es una calle antigua y muy céntrica de Santiago de Cuba.
Los anuncios publicitarios desaparecieron en Cuba luego del 1959, para ser reemplazados por vallas con contenido político o educativo. Regresaron con menos fuerza a partir de la despenalización del dólar en los 90, cuando las tiendas que operaban en divisa se abrieron al toda población y dejaron de cubrir sus vidrieras con cortinas. Aún así está confinada al área de los comercios y consta de posters de tamaño no mayor de 1 metro.
De haber tenido una cámara digital podría mostrar algunas fotos, pero ese es uno de mis sueños pospuestos, que sin duda lograré cuando me decida a abrir mi página de limosnas en internet. La idea no solo incluye anuncios, una de las tiendas ahora exhibe televisores de antes del 59.
Actualización: Acabo de hablar con un amigo y me ha informado que simplemente se trata de un cambio temporal. Se está filmando una película basada en el libro Bertillón 166 de José Soler Puig, escritor santiaguero.

Comentarios