Ir al contenido principal

Cuidado con las listas negras

Hace unos días tuve que ir a auxiliar a un colega novato en Linux. Entre los problemitas por resolver estaba un misterioso programa que mantenía el disco duro en acción todo el tiempo. Otro era que no se podía navegar por internet, el squid demoraba mucho en responder. Temporalmente le deshabilité el SquidGuard, con lo cual mejoró un 100% la velocidad de respuesta del squid. Al otro día al repetir la visita me dijo que el problema del disco duro se había resuelto. Le di para atrás a la máquina del tiempo mental y decidí echarle un vistazo a las listas negras del SquidGuard. La primera de ellas, de sitios para adultos, tenía nada menos que 15 mb en la lista de dominios y 7 mb en la lista de urls.
La PC (pues es una PC, no un servidor profesional) que manejaba aquello solo tenía 128 Mb de RAM (ahora 256). De todas formas, procesar tan nutrida lista ponía al squid en un estado casi de locura. Así que cuidado con las listas negras.

Comentarios