Ir al contenido principal

Editando videos con PiTiVi

Hace un tiempo mencioné que andaba en busca de un editor de video para Linux. De las opciones disponibles, solo hay dos en el portage: Cinelerra y Pitivi. El primero es prácticamente imposible de usar, a menos que tengas la paciencia de probar todas las posibles variantes y descubrir los caminos que te llevan a explotar la aplicación. Es algo así como jugar al buscaminas con secuencias de video y operaciones. Pitivi al menos te permite cortar y ensamblar pedazos, tal vez no de la forma más cómoda y rápida, pero al menos no explota. El caso es que acabo de descubrir que aparte de eso, no sirve para más nada. Como lo oyen.
El paso final de toda edición es generar un video con el resultado de tus largas horas de trabajo. Y aquí es donde Pitivi falla miserablemente. Ayer dediqué más de una hora a grabar diferentes secuencias de video, hacer un picadillo con ellas y armar una especie de gameplay trailer para subirlo hoy a youtube y al final descubrí que el renderizado final era una caca. Como decimos aquí, calidad teléfono, y no de los fijos, de los móviles, cuando la llamada es internacional, que se entrecorta o no se oye. Imagen pixelada, secciones en movimiento que se que se extienden como manchas de tinta, en fin, lo que les diga es poco, a pesar de que subí lo más posible los parámetros de calidad y probé con varios algoritmos de compresión.
Así que por el momento, abandono mis pretensiones de iniciarme como director de cine con software libre, hasta que logre echarle mano a un Cinelerra más estable (he oído buenas opiniones sobre la última versión) o a OpenShot.

Comentarios