Ir al contenido principal

Caballo grande, ande o no ande

Bueno, luego de un reposo necesario para olvidar el trauma de la primera vez, he vuelto.  No sean mal pensados, estoy hablando del Fallout New Vegas. Creo haber dicho que es un juego enorme. si no lo dije, ya se los estoy diciendo. Si lo dije, pues no está de más repetirlo: FalloutNew Vegas es enorme. Eso es cuando lo juegas la primera vez. Cuando lo juegas por segunda vez, cambias totalmente de opinión. Es un juego inmenso. No recuerdo nada así desde Oblivion.
En la primera ocasión vas muy apurado para detenerte en detalles, así que viene siendo como una eyaculación precoz que dura entre 50-60 horas. Si antes me quejaba de que en diez horas de juego apenas estaba en el principio, pues andaba bastante errado, en esta ocasión, con diez horas, ni siquiera he llegado a New Vegas.
No obstante, mi queja principal no es que Fallout NV sea inmenso. Lo que no me inspiraba a jugarlo es que aunque en teoría la historia te ofrece varios caminos, solo uno me atrae. No me llama la atención unirme a la Legión, ni tampoco entregarle New Vegas a la NCR, ni aniquilar a la Hermandad de Acero solo para complacer a Mr. House. Y no hay forma de quedar bien con todos, aparte de que cada facción tiene sus pro y sus contra.  Son como tonos de gris, igual que en la vida real, y eso se nos transmite a través de los diálogos con los personajes. Ya veré cómo lo hago en esta ocasión.

Comentarios