Ir al contenido principal

La importancia de un sistema integral

Ayer al fin pude probar la nueva tarjeta de video. El caso es que este modelo vino sin cables de ningún tipo, incluyendo uno esencial: el adaptador de 4 a 6 pines, necesario para la alimentación extra. Tuve que hacer un desembolso adicional para adquirir uno.
Por supuesto lo primero que instalé fue Mass Effect. Habilité las opciones de máxima calidad, que en este caso son bien pocas (sombras dinámicas, texturas superaltas, filtrado anisotrópico) y usé Fraps para ver el framerate. Para mi decepción apenas alcanzo 25 cuadros. Sin embargo no se puede culpar a la HD4770 de esto. Es que una PC para juegos no solo depende de la tarjeta de video, también del CPU, que en mi caso es un Celeron a 2.8Ghz, lo cual es nada para estos tiempos y como desarrollador de juegos debería haberme dado cuenta. No está de más olvidar la velocidad de la memoria, disco duro, y los etcéteras habituales.
En fin, que aún estoy bastante lejos de alcanzar los requerimientos necesario para jugar decentemente.

Comentarios