Ir al contenido principal

Aprendiendo de los demás: Venetica

Debo haber mencionado varias veces que me interesaba en especial probar un par de juegos comerciales hechos con Ogre: Torchlight (manténganse en sintonía, porque vienen Torchlight 2 y el ya anunciado MMO, ambos con Ogre) y Venetica. Mis experiencias con el primero fueron muy gratas. De haber vivido en otro país los desarrolladores tendrían mi dinero, sin duda alguna, porque creo que lo merecen y además merecen seguir haciendo buenos juegos.
El segundo, aunque estaba en mi poder desde hace varios meses, se había retrasado. La referencia que tenía no era muy buena, aunque venía de un jugador acostumbrado a títulos de altos vuelos. Hay que reconocer que la calidad gráfica de Venética en cuanto a modelado de personajes no es excelente, quedando incluso por debajo de Drakensang. Sin embargo sorprende por sus escenarios (y la pregunta que me asalta es: cómo rayos los hacen?) y tiene elementos como secuencias cinemáticas, etc.
Qué se puede aprender de Venetica? Pues un detalle que echo en falta es la carencia de pistas visuales sobre los objectos interactivos. No sabes si algo se puede abrir o recoger hasta que te paras junto a él. Por ejemplo, Mass Effect maneja esto muy bien, llegando al caso en ME 2 de que puedes avistar un objeto interactivo a gran distancia. El combate es bastante dinámico, pero al costo de ser un rompe-ratones: click, click, click... Los consejos sobre cómo jugar olvidan el importante detalle de que necesitas un entrenador para gastar tus puntos de habilidades. Algunas teclas de acción en la configuración pro defecto están muy cercanas, así que a menudo me encuentro abriendo el inventario en vez de sacando la espada.
Pero el juego en general no está mal y da para pasar el rato si no tienes otra cosa a mano. No tengo el precio a mano, pero definitivamente también lo pagaría. Por desgracia nunca he logrado que funcione en Wine, así que los linuxeros tendrán que buscar otra variante para probarlo.

Comentarios