Ir al contenido principal

Y al fin, solución para el Unity 2017 y su raro problema offline

El Unity 2017.1 tiene un raro problema al trabajar en modo offline: en realidad, no funciona si estás totalmente desconectado. En la oficina, donde hay internet (aunque limitada), tengo que desconectar el cable, activar el modo offline, cerrar, y volver a abrir el editor, esta vez con el cable conectado. En casa, de ninguna manera.
Sin embargo, ayer un amigo me dio una solución que solucionó todos mis problemas, y valga la redundancia. El truco consiste en abrir una escena del proyecto desde el explorador de Windows, en vez de ejecutar el editor mediante el acceso directo. Ya he comprobado que funciona en casa y he logrado al fin pasarme por completo a la nueva versión, que trae algunas cosas que me interesaban. Por ejemplo, ya puedo descartar el Visual Studio 2017, pues el Monodevelop funciona (desde la 5.3, si no recuerdo mal, me daba problemas el autocompletado). Sí, algunos dicen que el VS es mucho mejor, pero yo siempre he preferido las herramientas simples y funcionales. Visual Studio 2017 es cualquier cosa menos simple.
Bajo el capó, la 2017.1 trae cosas interesantes como el .NET 4.6, que en definitiva, para mí es más importante que Cinemachina, que es lo que ha sido promocionado hasta el cansancio por la compañía.  Algunos problemitas raros persisten: por ejemplo, el build se cuelga si antes no he dejado que se precalcule la iluminación global, algo que descubrí en la versión anterior, y que una vez que has hallado la solución, es un asunto fácil de evitar. Así que de momento estoy muy alegre con mi nuevo Unity, hasta que suceda algún percance que me haga tirarme de los pelos.
Aprovechando  el entusiasmo, implementé casi completo el sistema de configuración de calidad, pero de eso les hablaré mañana... o quizás el lunes.

Comentarios