Ir al contenido principal

Y llegó el 2018

Primer post del año, deseándoles lo mejor. El 2017, en términos de juegos fue bastante pobre para mí. Aparte de lesionarme la mano derecha, la oferta de RPGs fue mínima y comenzó con el decepcionante Mass Effect: Andromeda. Baste decir que la nueva trilogía ha quedado en suspenso, o al menos nadie habla de ella. Un verdadero descrédito para Bioware, que se caracteriza por su buen hacer en el género, pero esta vez sucumbió a la tentación de inflar horas de juego.
Por suerte, Divinity: Original Sin 2 vino a salvar el año y me mantuvo ocupado durante casi dos meses, sin acudir a misiones repetitivas y monótonas. Un RPG como debe ser, no apto para vagos. Ojalá Larian Studios nos ofrezca más títulos así.
Se me quedaron por probar Battle Chasers y el nuevo South Park: The fractured but whole, que se me escaparon, pero algún día caerán. En cuanto a este año, no he seguido los calendarios, pero eso no me preocupa. Ya veremos qué aparece en el camino.

Comentarios