Ir al contenido principal

Y se ha acabado Halt and Catch Fire

Hace unos días me dediqué a ver los capítulos acumulados de Halt and Catch Fire. La cuarta temporada es la  última, y aunque uno se queda con un poco de tristeza al despedirse de una serie querida, creo que hicieron bien en terminar. Luego de una primera temporada genial, trataron de estirarla con una segunda y una tercera en las cuales el aspecto técnico y ese toque geek se fueron perdiendo en favor de los conflictos entre personajes.
Halt and Catch Fire ya no era una serie geek, era una serie sobre geeks que trabajaban en cosas innovadoras y por cosas de la vida, a veces fracasaban. Y aunque aún así, lograba atrapar mi atención, siempre terminaba relegada, y se amontonaban los capítulos en espera de tener algo de tiempo libre para verlos.
Esta cuarta temporada no fue la excepción. En esta ocasión, asistimos al nacimiento de internet y veremos dos paradigmas, dos formas de ver las búsquedas de contenido: mediante directorios curados manualmente por un equipo de especialistas, que es lo propuesto por Joe y Gordon en Comet, y a través de índices automatizados, que es la solución que da Rover, apoyada por la empresa de Donna. La serie tiene un cierre bastante triste, no solo por la muerte de Gordon, sino porque Comet tiene que abandonar la carrera, vencido por el recién creado Yahoo! que ha conseguido colocarse en la barra de herramientas de Netscape.
Tampoco Rover corre mejor suerte, y uno se queda pensando que Donna deja escapar el verdadero futuro de las búsquedas en Internet, pues la explosión de contenidos posterior hizo inviable los antiguos directorios y el indizado mediante algoritmos se convirtió en la única vía. Es como si Donna hubiese dejado escapar la oportunidad de convertirse en Google.
En fin, hay que despedirse de esta serie de AMC, que fue un golpe de originalidad en sus inicios, pero que ya tenía que ir terminando. Creo que la extrañaré un poco.

Comentarios