Ir al contenido principal

Atrás en el tiempo

Alguien ha posteado un comentario en esta entrada, y me ha hecho recordar esos momentos y otros, que nunca llegué a mencionar (creo).
En concreto, mi mente se va un poco más adelante, al año 97, cuando empezaba a trabajar y a hacer mi carrera universitaria (que nunca terminé). El progreso llegaba a la Universidad de Oriente, gracias a un programa del PNUD los estudiantes de Ciencias de la Computación recibieron un laboratorio completo de máquinas Pentium MMX a la espantosa velocidad de 166Mhz. Era la época del Warcraft 2, Duke Nukem, Shadow Warrior y Age of Empire. Nadie tenía PC en casa, así que era el único lugar que teníamos para jugar.
Sin embargo, el laboratorio no siempre se quedaba en manos de los estudiantes hasta el otro día. Muchas veces los técnicos, unos señores o señoras casi a punto de jubilarse, se iban y entregaban la llave en el puesto de guardia. Alguien de quinto año de la carrera, reconocido como alumno destacado (léase geek), era el encargado de solicitarla. Esto era solo una parte, pues esta llave solo abría el edificio. La llave del laboratorio suualmente se lanzaba hacia el departamento, cerrado con una reja pero con la puerta entreabierta.
Era el momento de la "pesca". Con un candado de bicicleta a modo de lazo y un pedazo de cable se improvisaba el anzuelo. Había que prestar oído para saber hacia qué parte había caído la llave, lanzar el anzuelo y arrastrarla. En cierta ocasión no fue posible recuperarla, así que con una cuchilla de bolsillo alguien sacó el cristal de la puerta y por ahí entraron. A la salida el cristal fue devuelto a su sitio y nadie se percató de nada.
Hoy algunos de aquellos alumnos somos afortunados de tener algo en casa para jugar. No lo que quisiéramos, pero otros tienen menos pues aún no lo han conseguido. Espero que algún día esto cambie.

Comentarios