Ir al contenido principal

La decepción de Virtualbox

Llevo un par de semanas intentando montar una máquina virtual con VirtualBox. Me pareció una opción buena, a fin de cuentas es de Sun, ahora Oracle, y en varias reuniones los colegas de la Aduana se han deshecho en elogios hacia este producto. Sin embargo, luego de un par de semanas aún no consigo nada. Resulta que la instalación es penosamente lenta, luego de tres o cuatro horas el Windows 2003 aún no ha concluido ni la mitad del proceso y por lo general en algún punto no avanza más. Supongo que se deba a insuficiente hardware, tal vez un Celeron no sea procesador para esa tarea, pero por el momento es lo que tengo.
Luego de una conversación con un amigo de la Universidad, he decidido descartarlo y probar VMWare, que parece ser una solución mucho más robusta y profesional. Y afortunadamente, tenemos VMWare en el portage de Gentoo.

Comentarios