Ir al contenido principal

Los buenos viejos tiempos...

Este post de extra life me trae gratos recuerdos. Eso es lo que yo llamo montarse en la máquina del tiempo y darle para atrás sin escatimar. Qué época aquella, en que los juegos cabían en un diskette de 5 1/4 (de los que se doblaban y aguantaban de todo, no las porquerías de 3 1/2), hacían maravillas con 4 colores a resolución mínima y 640 kb de RAM era más que suficiente. La protección anticopia simplemente consistía en alguna pregunta cuya respuesta estaba en las páginas del manual oficial. Entonces no había scanners a patadas, así que andábamos con hojas impresas con las respuestas. Luego de cierto tiempo, como me pasaba con el LHX, ya te sabías las respuestas, desde la envergadura de un MiG 27 hasta el peso de la cabeza de combate de un SA-7. Ahora las protecciones son tremendamente complejas, con el resultado de que siempre hay alguien dispuesto a romperlas. Ya no hay diversión alguna en ello, simplemente corres un programita y ya estás jugando Half Life 2, si previamente has cumplido con los requerimientos de tener una tarjeta de $400, varios gigas libres y más memoria que todas las computadoras de la NASA que llevaron el hombre a la Luna.
Extraño esa época. Los programadores hacían más con lo mismo. Ahora hacen lo mismo y siguen pidiendo más. Sólo hay algo en común (al menos para mí): tener un hardware superior sigue siendo un sueño.

Tags: ,

Comentarios

  1. Hola:
    Gracias por tu visita.
    En cuanto a tu entrada, era una época en la que aprendías indformática desde cero, desde el código binario y luego a programar en basic.
    Hoy en día los cursos que tomas, son para aprender a manejar paquetes como Office etc...
    Me hubiera gustado vivirla... ni modo.
    Saludos

    ResponderEliminar
  2. Gracias por devolverme la visita. Así era, no había libros, no había internet, las cosas se movían de diskette a diskette y el conocimiento se transmitía como en la edad de piedra.

    ResponderEliminar
  3. despedidas malaga29 de marzo de 2010, 3:23

    Qué fuerte!, algunas personas debemos de valorar más, las cosas que tenemos ahora mismo.

    En esa época, aprender algo era aprender mucho, no? casi que se empezaban a descubrir las cosas

    ResponderEliminar

Publicar un comentario