Ir al contenido principal

El paradero de Malfoy

Pues bien, al fin Dobby y Kreacher descubren dónde se escondía Malfoy: en la Habitación de los Requerimientos, la misma que usaban Harry y la Armada Dumbledore para entrenar. Por ello no aparece en el Mapa de los Merodeadores, y además no se puede entrar mientras él está ahí. Draco usa la poción multijugos para transformar a Crabbe y Goyle en dos niñas, que vigilan el pasillo.
Ron y Lavender rompen. Ginny y Dean tambié, casualmente en ambas ocasiones Harry es casi el culpable, Lav ve a Ron y Hermione saliendo juntos, Harry los acompaña pero cubieto con su capa invisible, al salir empuja accidentalmente a Ginny, que se molesta con Dean.
Aragog ha muerto. Hagrid pide a los tres amigos que acudan a su entierro. Por supuesto que ninguno tiene deseos de ir. A insistencia de Hermione, Harry bebe un trago de Felix Felicis, a ver si logra obtener la memoria de Slughorn. Bajo su influencia lo primero que se le ocurre es ir al entierro de la araña. En el camino se encuentra con el profesor Slughorn. El mismo está interesado en obtener algo del veneno de la acromántula, así que Harry lo invita a ir con él.
Hagrid y Slug terminan borrachos y Harry logra obtener la memoria.
Afortunadamente (gracias a la poción), Dumbledore acaba de llegar y ambos disfrutan de la memoria.
Slughorn revela al joven Riddle qué son los Horacruces: consiste en dividir el alma y guardar una parte en algún objeto. En caso de morir el mago, parte de su alma permanecerá viva. Pero esto sólo puede lograrse a través de un asesinato. Riddle pregunta si es posible dividir el alma en siete partes, así que Dumbledore y Harry suponen que Voldemort posee siete Horacruces, unos de ellos era el Diario, otro en el anillo Slytherin (que causó la herida en la mano de Dumbledore), los demás es posible que estén en importantes objetos mágicos, como la copa Hufflepuf. A partir de ahora, Harry podrá ir con Dumbledore a la caza de los restantes Horacruces.
Harry descubre a Malfoy en un baño, al acercarse se encuentra que Draco está llorando y contándole sus penas a Myrtle la Llorona. Al verlo, se desencadena una pelea. Potter usa un conjuro Sectusempra, que descubrió en el libro del Príncipe Mestizo. El conjuro resulta ser magia oscura y deja a Draco terriblemente herido. Snape castiga Harry, por lo que se pierde el partido de quidditch final, contra Ravenclaw.
A pesar de su ausencia, ganan la copa. Y pasa algo sensacional, Harry no puede evitar besar a Ginny.

Tags:

Comentarios