Ir al contenido principal

Algo de trabajo, para variar

En estos días acumulé una deuda de trabajo pendiente bastante grande, pero son períodos de inactividad que desgraciadamente vienen y van. Sin embargo me he tomado algo de interés para saldar esa deuda al menos parcialmente, así que he estado jugando un poco con Blender (ya saben de mis experiencias con Gen3) y explotando hasta donde me es posible el exporter para Ogre. Siempre es bueno conocer las limitaciones de antemano, es casi imposible que un exporter pueda aprovechar el 100% de las características de la herramienta de modelado y hay que evitar que los artistas usen funcionalidades que no estarán disponibles cuando el modelo llegue al motor gráfico. Por ejemplo descubrí que si un material tiene dos texturas, solo se usa la segunda, pero aún no sé si el fallo es mío. Justo ahora me encuentro enfrascado en crear un escenario boscoso para pruebas de rendimiento y física.
Y además he recibido una buena noticia: ya me tienen mi nueva Geforce 9500, que usaré acá en la oficina para pruebas y desarrollo, cuando el trabajo me deje un tiempo libre. La espera será larga hasta que la tenga en mis manos, a finales de Enero.

Comentarios